La iluminación en la decoración provoca efectos emocionales. La aplicación de la iluminación en el impacto visual genera un efecto relevante haciendo sentir a las personas diversas emociones y sensaciones. 

Perfecto equilibrio entre la estética y la funcionalidad.

No importa desde que ángulo se observe la luminaria colgante STUDIO LINE, el resultado es siempre el mismo. Se inspira en la forma de copa con un acabado exterior negro aterciopelado. En su interior se entremezcla la tecnología led y una estética muy cuidada con acabados metálicos en tres colores diferentes: aluminio, cobre o latón.

La funcionalidad es un atributo imprescindible en Studio Line.

La luz LED de estas luminarias colgantes se difunde a través de un cristal opal de tres capas soplado a mano, logrando así, minimizar las sombras  y  ofrecer un ambiente relajado.

Estas luminarias sorprenden por la posibilidad de la elección de la temperatura de color 3000K o 4000K, módulos diseñados para una duración mínima de 50.000 horas en vida útil y la garantía que, 20 años después de la compra de la luminaria, seguiremos proporcionándole recambio de los módulos led.

Iluminación y espacio serán testigos de la fusión entre la estética y lo arquitectónico de Studio Line.

 

StudioLine de Limburg, Lledó