Las luminarias ATP ofrecen una gran fiabilidad, gracias a su robusta arquitectura y a los materiales poliméricos exclusivos con que se fabrican

 

Una de las debilidades más notorias de la tecnología de diodos es su sensibilidad a las sobretensiones, ya estén causadas por maniobras en la red o por descargas atmosféricas o electrostáticas. Dicha fragilidad compromete seriamente la vida útil de esta fuente de luz y genera sustanciales costes de mantenimiento. No obstante, las luminarias LED de ATP Iluminación son inmunes a estas perturbaciones eléctricas, gracias a su robusta arquitectura y a los materiales poliméricos únicos con que se fabrican.

En primer lugar, las luminarias ATP son Clase II por naturaleza y no necesitan toma de tierra, que es el principal camino de entrada de las descargas atmosféricas. Por otra parte, toda su envolvente está fabricada con los polímeros técnicos de ingeniería exclusivos T5 y S7 en lugar de con metal, lo que elimina la posibilidad de que se produzcan descargas electrostáticas. Esta combinación de factores convierte a las luminarias LED de ATP en las más fiables del mercado y las únicas realmente inmunes a las sobretensiones.

 

Te ha gustado este artículo? No te pierdas ni una sola de nuestras noticias, suscríbete GRATIS a nuestro boletín mensual. 

Suscribirse a REVISTALED