Como abordar el PDI. 

Fase I.  Planteamiento,  objetivos y análisis de la situación de partida

  • Entrevistas con los gestores, políticos y técnicos  con capacidad decisoria sobre las actuaciones a realizar, para convencerles de los beneficios que les reportará  un buen PDI e implicarles, si aceptan abordarlo, en todo el proceso.
  • Para empezar,  elegir la composición apropiada y nombrar la correspondiente comisión,  determinar el alcance deseado del PDI, tanto espacial como temporalmente, asumir los compromisos en cuanto a nueva legislación se refiere así como de plantear una auditoría global de las instalaciones existentes- que hoy consideramos casi imprescindible-.
  • Reuniones iniciales de la comisión, con los diseñadores, para plantear los objetivos generales del PDI a corto medio y largo plazo, considerando las posibilidades de implementación marcadas por los gestores y técnicos públicos. Actuaciones mínimas  necesarias para lanzar el plan, incluyendo la licitación para realizar la auditoría energética.

 

Iluminación comercios

 

Fase II Recopilación de la información necesaria para evaluar la  situación de partida.

  • Identificación de los diferentes espacios urbanos existentes y clasificación de los mismos.
  • Normativas y reglamentos de iluminación aplicables a los diferentes entornos.
  • Inventario y auditoría  de las instalaciones actuales. Consumos, costes y estado de las instalaciones por zonas, con los datos aportados por los técnicos del Ayuntamiento y/o los obtenidos de la auditoría en el caso de haberse realizado. Incluir también en este análisis todos los edificios y monumentos iluminados.
  • Entrevistas con los agentes sociales implicados (comerciantes, propietarios de edificios de interés histórico-artístico, conductores, usuarios de diferentes espacios…).

 

 

Fase III Propuestas de actuación

  • Evaluación de nivel de servicio y de cumplimiento de normativas por zonas.
  • Presentación de los resultados a la comisión de trabajo.
  • Tormenta de ideas, con la comisión, para definir los conceptos lumínicos generales para los diferentes espacios urbanos y motivos ya iluminados así como la inclusión de otros nuevos, que se consideren de interés .  Elaboración del   primer borrador del PDI.
  • Propuesta, a partir de dichos conceptos, de los diseños  específicos para cada espacio urbano objeto de la intervención y prescripción del material más apropiado, incluyendo tipo de fuente de luz y temperatura de color de la misma.
  • Análisis del cumplimiento de los objetivos planteados: niveles, uniformidades, deslumbramiento, consumo, impacto ambiental y plan de mantenimiento, reciclado de las luminarias instaladas y demás directrices marcadas por la comisión para cada espacio.
  • Sistemas de gestión y control que se aplicarán a cada luminaria, a los diferentes espacios o al conjunto de la instalación, caso de plantearse un sistema centralizado: encendido y apagado, regulación de niveles –con los imputs elegidos- y control del estado de las fuentes de luz y de las luminarias para optimizar su mantenimiento.
  • Preparación de alguna simulación, si se considera necesario, para presentar la imagen de los conceptos luminotécnicos planteados y su apariencia con las lámparas y luminarias prescritas, para que la comisión pueda valorar el resultado de la intervención.  Posibles modificaciones.
  • Estudio económico de la inversión: consumo y ahorro energético previsto para que la propiedad  pueda negociar, en su caso,  con las ESEs los plazos de amortización de las zonas de  actuación.
  • Aprobación del documento definitivo del PDI y del correspondiente plan estratégico de actuación.
  • Preparación, con el personal técnico, el pliego de condiciones con el alcance de las actuaciones.

 

Iluminación accesos

 

 

 

 

 

 

Fase IV Seguimiento y control

  • KOI-Seguimiento de la instalación del material prescrito en los diferentes espacios proyectados, para asegurar la apariencia y el cumplimiento de la normativa en cuanto a deslumbramientos y contaminación lumínica se refiere, así como el mantenimiento propuesto.
  • Auditoría real para valorar el cumplimiento de niveles, uniformidades y consumo energético, según exige el REEIAE.
  • Informe final  para cada actuación.

 

 

Uno de los aspectos más delicados y complejos de todo el proceso será, sin duda alguna, la elaboración del PDI por la comisión . Este plan general, con independencia de las actuaciones específicas que incluya a corto plazo, deberá ser un plan muy flexible, que proceda de un análisis minucioso de la situación de partida y de los objetivos marcados, a la vista de la tecnología actual, pero sin olvidar que la tecnología cambia muy deprisa y pueden aparecer en el mercado nuevos productos que aconsejen revisar y cambiar tanto los conceptos como las soluciones inicialmente planteadas para algunos espacios urbanos. Incluso la clasificación de los mismos puede variar debido también a los cambios en los hábitos ciudadanos, entre otras cosas. El coordinador del plan deberá tener una colaboración dinámica con los equipos políticos y técnicos del municipio, y con el resto de los miembros de la comisión, para mantener al día el PDI y que se pueda seguir aplicando a las nuevas actuaciones, teniendo presente el estado de la tecnología en el momento de llevarla a cabo.

Con independencia del tipo de iluminación que precise cada uno de esos espacios, para dar solución a los conceptos de iluminación planteados en el PDI, los diseñadores podrán contar con:

  • La características de la fuente  de luz (potencia, temperatura de color y, en su caso, el  color) y de la luminaria (materiales y curva de distribución espacial de intensidades)
  • El diseño y desarrollo de luminarias especiales o elementos diferenciadores en las existentes, cuando se considere necesarios.
  • La regulación (variación espacial y temporal de la intensidad, temperatura de color y color).
  • El lenguaje de la luz que el buen diseñador puede  introducir,  como elemento diferenciador en cada uno de sus proyectos, manejando de forma adecuada todos los elemento anteriormente expuestos junto con la distribución espacial,  la altura y el diseño de las luminarias.

 

Iluminación edificios singulares

 

Justiniano Aporta Alfonso. Profesor de Óptica. Universidad de Zaragoza*

Fotografías Ejemplo: Alba Aporta Clemente. Ingeniera de diseño*

*Grupo SOLE (Soluciones Luminotécnicas Eco-eficientes)

 

Ver Planes Directores de Iluminación Urbana: Una asignatura pendiente I

Ver Planes Directores de Iluminación Urbana: Una asignatura pendiente II

Te ha gustado este artículo? No te pierdas ni una sola de nuestras noticias, suscríbete GRATIS a nuestro boletín mensual.